TU DECRETARAS

¿QUIEN HABLA EN TU MENTE?
22 enero, 2018
PURIFICAR LOS CANALES DE LA COMUNICACION DIVINA
22 octubre, 2018

TÚ DECRETARAS

Por: NEVILLE GODDARD

El hombre puede decretar una cosa y entonces ocurrirá. El ser humano siempre ha decretado aquello que ha apreciado en su mundo. Actualmente está decretado lo que esta apreciado en el mundo y continuara haciéndolo mientras siga siendo consciente de que es un ser humano.

Jamás ha apreciado nada en el mundo que el hombre no haya decretado que aparezca. Puedes negar esto, pero por mucho que lo intentes no puedes refutarlo, porque este acto de decretar se basa en un principio inmutable.

El ser humano no ordena que las cosas aparezcan mediante sus palabras, las cuales, en la mayoría de los casos, son una confección de sus dudas y sus temores. Decretar es algo que se hace en la conciencia.

Toda persona expresa automáticamente aquello que es consciente de ser. Sin ningún esfuerzo, o sin utilizar palabras, en cada momento, la persona esta ordenándose a si misma ser y poseer aquello que es consciente de ser y de poseer.

Este principio de inmutable de expresión esta escenificado en todas las biblias del mundo. Los escritores de nuestros libros sagrados eran místicos iluminados, maestros del pasado en el arte de la psicología. Al contar la historia del alma, personificaron este principio impersonal en la forma de un documento histórico, tanto para preservarlo como para ocultarlo de los ojos de los no iniciados.

Actualmente, aquellas personas a las que les ha sido confiado este gran tesoro, es decir, el clero del mundo, han olvidado que las biblias son dramas psicológicos que representan la conciencia del hombre; en su ciego olvido, ahora enseñan a sus seguidores a adorar a sus personajes como si fueran hombres y mujeres que realmente vivieron en el tiempo y el espacio.

Cuando el ser humano ve la biblia como un gran drama psicológico en el que todos sus personajes y actores son la personificación de las cualidades y los atributos de su propia conciencia, entonces y solo entonces, la Biblia se revelara a luz de su simbología. Este principio impersonal de la vida que creo todas las cosas está representado con Dios.

Descubrimos que este señor Dios, Creador del cielo y de la tierra, es la conciencia de ser del hombre. Si las personas estuvieran menos limitadas por la ortodoxia y observaran de una manera más intuitiva, noo podrían evitar notar, al leer la Biblia, que la conciencia del ser es revelada cientos de veces a la largo de ese texto. Por nombrar unas pocas: <<EL YO SOY me ha enviado a vosotros>> <<Quédate tranquilo y sabes que YO SOY DIOS>> <<YO SOY EL SEÑOR Y NO HAY NINGUN DIOS>> <<YO SOY EL PASTOR>> <<YO SOY LA PUERTA>> <<YO SOY LA RESURRESCCION Y LA VIDA>> <<YO SOY EL PRINCIPIO Y EL FIN>>

YO SOY; la conciencia de ser no condicionada del ser humano es revelada como el señor y el creador de todos los estados condicionados de la existencia. Si el hombre pudiera abandonar su creencia en un Dios separado de él, reconociendo que su conciencia de ser es Dios (conciencia que se forma a imagen y semejanza de su idea de sí mismo),   transformaría su mundo, que dejaría de ser un desierto estéril para convertir en un terreno fértil de su agrado.

El día en que el ser humano haga esto sabrá que él y su padre son uno, pero su padre es más grande que él. Sabrá que su consciencia de ser es una con aquello que él es consciente de ser, pero que su conciencia no condicionada de ser es más grande que su estado condicionado o su idea de sí mismo.

Cuando el ser humano descubra que su conciencia es el poder de expresión impersonal, un poder que se representa eternamente en sus ideas de sí mismo, adoptara y se apropiara de ese estado de conciencia que desea expresar. Al hacer esto, se convertirá en ese estado de expresión.

<<Decretaras una cosa y entonces ocurrirá>> puede expresarse ahora de la siguiente manera: serás consciente de ser o poseer una cosa y entonces expresaras o poseerás aquello que eres consciente de ser.

La ley de conciencia es la única ley de expresión. <<Yo soy el camino. >> <<Yo soy la resurrección>>. La consciencia es el camino, así como el poder que resucita y expresa todo lo que el ser humano es consciente de ser.

Apártate de la ceguera de la persona no indicada que intenta expresar y poseer esas cualidades y cosas que no es consciente de ser y poseer, y se el místico iluminado que decreta en la base de esta ley inmutable. Declara conscientemente que eso es lo que deseas; aprópiate de la conciencia de eso que deseas, y tú también conocerás la posición del verdadero místico, de la siguiente manera:

Yo he llegado a ser consciente de eso. Todavía soy consciente de ser eso. Y siendo consciente de ser eso, hasta que aquello que soy consciente de ser exprese a la perfección.

Si, decretare una cosa y entonces ocurrirá.