LOS ANGELES DEL DÍA

TAROT ANGELICAL SEMANA: Del 13 al 19 de Noviembre 2017
10 noviembre, 2017
TAROT ANGELICAL SEMANA: Del 20 al 26 de Noviembre 2017
17 noviembre, 2017

LOS ANGELES DEL DIA

Cada día de la semana tiene una energía particular, por lo que cada uno está regido por un Ángel Único, cuya tarea consiste en proveerte su apoyo y protección durante el día. Los Ángeles del Día son paquetes específicos de energía que controlan cada día de la semana.

 

DOMINGO. Desde el punto de vista kabbalistico, el primer día de la semana es el domingo. ¿Qué es el domingo? El día uno del universo. Es el día de la creación, el punto de entrada de la fuerza de la Luz del Creador. Cada domingo podemos conectarnos con la semilla de todo, el ADN del universo. En este día no existe la separación entre el día y la noche; solo hay luz de bendición.

LUNES. ¿Por qué nos deprimimos los lunes? Hay una buena razón. Este segundo día de la semana representa el nacimiento del Cielo y el infierno: el origen de lo físico. El lunes es el único día sobre el cual Dios no dice “es bueno”. La energía del lunes está enmarcada por el Nacimiento del caos, la guerra, la enfermedad y todos los demás horrores de nuestro mundo físico desde el inicio de los tiempos. Desde la perspectiva Kabbalistica, se puede decir que el lunes es un día negativo durante el cual necesitaras todas las ayudas de los Ángeles que puedas obtener. Es un día sin bendición. Si estas por comenzar un proyecto importante, ya sea un nuevo negocio o una operación quirúrgica, intentan encontrar otro día tal vez el martes.

MARTES. Es un día de rejuvenecimiento y según la biblia, es el dia en que se creó la hierba y los árboles. Pero el martes no tiene que ver con lo físico. La energía del martes se relaciona con la idea de las aguas que se juntan nuevamente, de aquello que ha sido separado y vuelve a unirse, de la luz y la vasija volviendo en su unidad original. En este día el juicio desaparece. El martes es el día perfecto para los comienzos.

MIERCOLES. Fue el día en que se crearon el sol y la luna; y estos dos seres luminosos compitieron para establecer quien reinaría. El conflicto entre el sol y la luna dio origen a lo que la Kabbalah considera tal vez la fuerza más peligrosa en la tierra: los celos. Los celos matan tanto a la persona envidiada como a la que envidia y, en esa transición, lo único que cambia de mano es la energía negativa. Por lo tanto el miércoles simboliza el nacimiento de satán como la fuerza Negativa, un oponente insidioso en nuestras vidas que reside dentro de nosotros y guía nuestros pensamientos hacia la destrucción. Este no es, en efecto, un día positivo. 

JUEVES. Se trata de un día neutro, sin ninguna energía que llame mucho la atención por sí misma. El jueves es más bien un puente hacia el viernes.

VIERNES. El viernes es el sexto día. Es el día en que se crearon las bestias, pero lo más importante es que fue el día en que se creó el hombre. El hombre fue la última creación, lo cual indica su naturaleza única. Pero el hombre fluctúa entre dos extremos: puede ser el aspecto más importante de la creación o el menos importante. El Zohar declara que si un hombre no evoluciona, hasta un mosquito esta espiritualmente más avanzado que ese hombre. Un mosquito realiza su trabajo con una gran concentración: chupa sangre. Por otro lado, el hombre está tocado por una rara locura: ¿Qué otra criatura mata por placer? Aun así el hombre es la única creatura que puede evolucionar y transformar su naturaleza. Esta es nuestra tarea, al menos cuando nuestra conciencia es lo suficiente elevada como para reconocerla.

En general, el viernes es un día positivo porque comienza la transición al Shabat. A las 12 del medio día hay una lucha entre las fuerzas negativas de la semana y la energía positiva de Shabat. Es entonces cuando decimos Kegavna, como una forma de protegernos de los Ángeles negativos que parten antes de entrar en Shabat.

SABADO. Shabat es tan sagrado que no se considera un día, sino una ventana especial de conexión con el mundo de las respuestas. En este día, la luz se otorga libremente a los humanos, simplemente por virtudes de ese día.

 

//]]>