Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 349 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

USO DE LA PALABRA AMOR PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Escrito por ENRIQUE ROJAS   

El amor es una complicada realidad que hace referencia a múltiples aspectos de la vida, que podemos exponer del siguiente modo:

AMOR DE AMISTAD.
Relacion de amistad o simpatía que se produce hacia otra persona, que ha de ser de cierta intensidad, lo que supone un determinado nivel de entendimiento ideológico y funcional. El amor de amistad es uno de los mejores regalos de la vida, gracias al cual es posible percibir la relación humana como próxima, cercana, llena de comprensión.

Laín Entralgo ha definido esta relación como “una peculiar relación amorosa que implica donación de sí mismo y la confidencia: la amistad queda psicológicamente constituida por la sucesión de los actos de benevolencia, beneficencia y confidencia que dan su materia propia a la comunicación”. Vázquez de Prada, en su estudio sobre la amistad, da algunos ejemplos históricos: David y Jonatán, Cicerón  y Ático, Goethe y Schiller; en todos ellos hay intimidad, confidencia y franqueza, porque la amistad siempre implica vinculación amorosa. 

AMOR EN LAS RELACIONES INTERPERSONALES.
Amor de los padres a los hijos y viceversa; amor a los familiares, a los vecinos, a los compañeros de trabajo… en cada uno de estas relaciones la vibración amorosa será de intensidad distinta, según la cercanía o alejamiento que exista de la misma.Asimismo tiene lugar el amor referido a cosas u objetos inanimados: amor a los muebles antiguos, al arte medieval, al renacimiento, a la literatura del romanticismo…; en una palabra, lo que comúnmente conocemos como apego o cariño a algo que va ligado a nosotros.

AMOR A TEMAS IDEALES.
La justicia, el derecho, el bien, la verdad, el orden, el rigor metodológico… en este sentido la palabra amor manifiesta el significado de inclinación.

AMOR  A ACTIVIDADES O FORMAS DE VIDA.
La tradición, la vida en contacto con la naturaleza, el trabajo bien hecho, la riqueza, la forma y los estilos de vida clásicos… sobre gustos hay muchas cosas escritas: cada uno refleja una forma referente de instalación en la realidad.

AMOR AL PROJIMO.
En su sentido etimológico y literal, a las personas cercanas a nosotros y, por tanto al hecho de ser hombre, como a todo lo que ello implica.

AMOR ENTRE DOS PERSONAS.
La pareja brilla con luz propia. El análisis del mismo nos ayuda a comprender y clarificar los anteriores usos de la palabra. Es tal la grandeza, la riqueza de matices y la profundidad del amor humano que nos revela las cualidades de cualquier otro tipo de amor.

El amor es una vía principal de conocimiento personal, donde se encierra el verdadero valor de un individuo en múltiples facetas, desde lo físico a lo psicológico, pasando lo por espiritual y cultural. Sus entresijos y recovecos suelen ser interminables.

Cuando se habla de amor entre dos personas, el enamoramiento tiene que ser el obligado punto de partida; la referencia de la que salen los radios que harán funcionar el carro del amor. Mas tardes vendrán las dificultades de la travesía, pero en una de las tareas de cualquier recorrido. Francesco Alberoni, en su libro Te amo, habla de estado naciente, experiencia universal de encantamiento en la que él ve todo el nacimiento de la cultura; pretenden apostar por un vínculo exclusivo y duradero que hacer y convertir ese amor en algo culto y consistente. Dicho de otro modo, poner en orden en  ese sinfín de palabras que se ajuntan entorno al término amor: sentirte atraído, desear, querer, gustar, no poder olvidar…

Es preciso huir de los tópicos del amor, porque uno se pierde cuando llegan las dificultades, que inevitablemente irán pidiendo paso, como algo natural. Lo importante es que cuando miremos hacia atrás tengamos una visión retrospectiva con fundamento para ir diseñando el atlas personal de la biografía por donde conviene introducirse.

Este atlas reúne todos los elementos habituales que vemos al movernos por la realidad: valle, collados, ríos secos y navegables, paisajes serenos y encrespados; es decir, todo lo bueno y lo malo que nos sucede en la vida real, las vicisitudes y los malos tragos por un lado, y la alegrías y épocas tranquilas por otro.

Todo eso misteriosamente apelmazado y disperso y, a la vez, bien diferenciado. El mundo del amor forma un complejo sistema de referentes y preferentes que han de desvelar el continuo deseo de saber y entender, pero buscando la verdad sobre los hombres; lo auténtico sobre lo que son, lo que significan y las consecuencias de los sentimientos. Porque los mercaderes del templo  venden el amor rebajado y cambiando su género.

El amor afecta a todo el entorno: físico, psicológico, profesional, social y cultural. Se introduce por sus estructuras y da vida o la quita. San Agustín decía “nuestro descanso es nuestro lugar). Este amor del que hablamos es extender el Yo hacia el Tú para formar un Nosotros; una asimilación con la otra persona. Por eso, enamorarse es enajenarse, hacerse ajeno, ampliarse, formar una unidad más extensa y profunda. El amor autentico hace a la persona más completa.

AMOR A DIOS.
Para el creyente, Dios constituye una razón de ser primordial. Estamos viviendo en la sociedad actual un neo paganismo, con  la aparición de dioses de la historia universal que conviven con otros nuevos como el sexo, el dinero, el poder y el placer. Además, hay otros dioses, como el relativismo, la permisividad, la ética indolora, el llamado new age, las normas morales a la carta… Pero el Dios judeocristiano es Alguien.

El cristianismo no supone una filosofía de vida, ni un conjunto de ideas personales y sociales que ayudan al ser humano a sobrellevar mejor las dificultades de la vida, sino un modelo cuya esencia es una persona, Jesucristo, seña de identidad, punto de referencia capaz de iluminar con su esplendor todos los ámbitos del quehacer humano. Este amor debe ser personal, reciproco, amistoso, tejido de dialogo, y en él las diferencias se limaran por la grandeza de Dios.
 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner