Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 535 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

ESTUDIA Y TRABAJA EN LO QUE MEJOR TE SIENTAS PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Escrito por MARIA CECILIA BETANCUR   

Abundan los jóvenes que terminan sus estudios universitarios con el único fin de dar gusto a sus padres, verse libres de la presión y poder empezar a hacer lo que siempre han deseado.

A partir de ese día, se dedican a cosas que no tienen nada que ver con lo que estudiaron, pero si mucho con sus vicios temporalmente  aceptados. ¡Lástima que hayan perdido valiosos años! También abundan adultos y gente mayor que ejercen profesiones y oficios impuestos por los sueños de sus padres, su vanidad, sus interese o por la tradición familiar.

Tan imperfectos son muchos seres humanos que, pese a que son conscientes de su frustración, y justamente por compensarse a sí mismos de algún modo, repiten el libreto en sus hijos y los obligan, a su vez, a seguir ciertas carreras, a desarrollar determinadas habilidades,  a  practicar artes y deportes que no son de su agrado.

 menudo, vemos personas aburridas llevando a cabo tareas que aprendieron, pero que no les da satisfacción, ni les ofrece estimulo, ¡durante toda su vida! y a otras que, después de haberse formado en campos de su total interés, acaban por desempeñarse en quehaceres distintos y, a la larga, desagradables.

Sea  cual fuera la fueza  impulsadora de tu preparación y desempeño actuales, si no te motiva, si no te gusta, si no te sientes realizado, rebélate. Es la hora de la libertad para darte a ti mismo lo que, por merecimiento, te debes. Comienza a trazar planes para enderezar el camino. Abandona lo que tengas que abandonar, abraza lo que quieres abrazar construye el yo que dejaste en manos de otras personas. Ten presente, eso sí, que hay que actuar con prudencia y con tacto. Prudencia, para no soltar de repente lo que hasta el día de hoy te ha proporcionado los medios que satisfacen tus necesidades primarias.

Sería un gran error cerrar este libro en la presente página y, armado de valor, ir a ver a tu jefe para decirle: “Ahí te dejo tirada esa porquería de trabajo. No es lo mío; yo estoy llamado  causas más elevada”. Bueno aunque se lo expresaras amablemente: “Buenos días jefe. Vengo a presentarle mi carta de renuncia. Usted y todos en la empresa han sido muy buenos conmigo, pero me he dado cuenta que estoy en el lugar equivocado…”.

Lo que sigue es salir a comprar el periódico y buscar la oportunidad de tu vida, cosa que puede suceder después de que se hayan vencido varias facturas del agua, tu nevera extrañe el olor del trozo de carne y tu carro este pidiendo a gritos una gota de gasolina. La a prudencia indica allanar el terreno y hacer planes a corto y a mediano plazo, es decir, evaluar as situaciones económicas, prever recursos extras para sostener el paro, ahorrar, analizar nuevas oportunidades de trabajo, establece metas, estudiar, repasar, practicar, si es necesario, en el ámbito de tu profesión, hacer contactos y dar toda suerte de pasos para logara el objetivo fundamental.

Obrar con tacto significa ir en pos de tu objetivo, sin causar mayor revuelo. Para salirte con la tuya, no necesitas enfrentar a tu jefe y ser irrespetuoso con él; ni con tu padre: “Deja de pagarme la universidad si quieres pero no me vas a obligar a que siga estudiando economía. Hay muchas formas de ganar dinero y algunas no son tan difíciles…,”. Una persona inteligente es capaz de ingeniársela para logar su cometido. Conozco unas cuantas que han dado la gran sorpresa a sus padres al mostrarle su diploma de grado con un título distinto al que ellos esperaban; otras que han recurrido a créditos del estado o a la ayuda de personas particulares, y muchas que han cursado estudios de noche y se los costean con su trabajo durante el día.

Me causo mucha gracia la estrategia de una niña de ocho años para dejar la escuela de ballet de la que estaba hastiada: ya rendida a discutir con sus padres para que le permitieran dimitir, fue convirtiéndose, a propósito, en una bailarina torpe, incapaz de seguir progresando; aunque siempre había sido una de las más destacadas, empezó a mostrar una enorme dificultad en aprender los ejercicios nuevos, hacia los movimientos sin gracia, se equivocaba constantemente, preguntaba varias veces lo mismo.

En pocas palabras, bajo su rendimiento, a tal punto, que la misma profesora recomendó a sus padres que buscaran  para ella una actividad distinta. Es probable que tu situación no tenga que ver con la selección de tu carrera profesional u oficio. Tal vez el medio en el cual te desempeñas te resulte hostil, por los comportamientos de tus compañeros o de tu jefe; peligroso, difícil, demasiado fatigante o desagradable. Aunque tengas preparación en el área de trabajo, si estar ahí te roba energía, te quita entusiasmo, alegría y satisfacción, ¡Hay que dejarlo! Dado que sea posible hacerlo de inmediato, adelante; si no, cultiva el propósito y da el paso en cuanto tengas  las condiciones apropiadas.
 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner