Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 265 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


EL AGRADECIMIENTO PDF Imprimir E-mail
Escrito por SANTIAGO ROJAS   

Todo nuestro descontento por aquello  de lo que carecemos procede de nuestra falta de gratitud por lo que tenemos.
Hace años empecé a observar que el agradecimiento ante cualquier condición que depare la vida, por compleja que parezca, es una manera adecuada de adaptarse a los acontecimientos. Por supuesto, sé que sentir agradecimiento ante hechos dolorosos o infortunados es muy difícil y, por lo general, no es deseado.

Es evidente que ante las perdidas, en las crisis profundas o en el momento de tensión y de temor en lo que menos se piensa es en agradecer. Sin embargo,  mucho de estos conocimientos, con el paso del tiempo y al hacer una reflexión sobre lo ocurrido, suelen verse, así sea de manera parcial, de  manera mucho más favorable, valorando la experiencia como positiva en algún nivel.

¿Qué tal que eso se pudiera hacer en el mismo momento en que ocurre y no esperar un tiempo indeterminado la lograrlo? Aquí está la clave para tener eustres en los momentos más difíciles e, incluso, una estrategia útil para evitar el quemamiento. 

El agradecer de manera autentica y sincera, siempre es fuente de uestres por varios mecanismos del funcionamiento orgánico, entre otras, porque es una fuente de relajación, permite colocarse  en tiempo presente favoreciendo el pensamiento lucido y calmado, al tiempo que recarga de energía y vitalidad para ese mismo momento.

En un estudio de los doctores Monica Bartlett y David Desteno de la Northeastern Unniversity que evaluaba el comportamiento humano en sociedad se encontró que los humanos poseemos una capacidad innata de ayudar, no como algo que deberíamos hacer, sino porque nuestros sentimientos nos guían hacia lo que es correcto. Es una de las primeras  evidencias experimentales en la demostración del papel que juega la gratitud como conductora de ayuda recíproca, encontrando una respuesta emocional propia de la especie que se ocupa de uno de los desafíos fundamentales de la vida humana: fomentar y mantener el intercambio social y el comportamiento cooperativo que permite el desarrollo humano. Devolvemos favores cuando sentimos (y porque así sentimos) gratitud y no solo por buscar beneficio propio.

Ahora bien, dar las gracias no es eustresante si solo sale de nuestros labios como un mero formalismo, sino cuando se hace con todo el ser, con la sensación de auténtica gratitud y en consonancia con la vivencia interior. Ahí es cuando la acción produce el efecto del eustres. Considero que lo primero que uno debe  hacer cada  día es agradecer: por la vida, por el lugar, por las oportunidades, por la salud, ya que si se mira con detenimiento, hay infinidad de cosas por las cuales agradecer y más si se sabe lo eustresante que es. Empezar  por Dios, la vida misma, la naturaleza y todos los seres que nos han aportado en la vida. Incluso por los que nos cuestionan y hasta dificultan la vida  pues nos llevan, si así lo queremos, al crecimiento integral y a fomentar nuestra fortaleza y capacidad.

Agradecer es reconocer con autenticidad el esfuerzo, tiempo y actitud empleados por otros, así no sean tangibles para nosotros, para lograr conseguir algo. El acto de agradecer a otros los fortalece, aun sin estar presentes, tanto como a nosotros. Podemos agradecer ahora que lo reconocemos por actos del pasado, así sea remoto; nunca es tarde para hacerlo. Agradecer no solo de sentimiento sino de acción, llevando a los hechos las buenas intenciones que tenemos hacia otros apenas sea posible. Así. Muchos se beneficiaran de nuestra gratitud y estos continuaran el ciclo interminable de eustres y desarrollo.

Una persona agradecida abre cualquier puerta en las relaciones con los demás y se convierte en alguien feliz y entusiasta. Hacer la lista de razones para sentirse agradecido favorece el  auto reconocimiento, aumenta la sensación de confianza y seguridad para enfrentar la vida con mayor eustres y nos ayuda a sentirnos menos vulnerables. Es importante anotar que no se debe hacer algo o actuar de determinada manera esperando recibir un agradecimiento pues, por lo contrario, aparecerá el distres en el camino. Dar y actuar, por el gusto de hacerlo, es la clave.

Maister Eckhart, místico alemán del siglo XIII, decía que “si la única oración que rezaste en tu vida fue “Gracias” con eso es suficiente” y lo es para ver la vida con otros ojos y adaptarse en cada momento a lo que se presenta. 
 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner