Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Online
Tenemos 404 invitados conectado(s)


QUE SON LA QUINUA Y EL AMARANTO? PDF Imprimir E-mail

Extraído de Diccionario Naturista

QUINUA

Es una planta que crece en climas templados y fríos de los Andes de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Ha sido la base de la alimentación de los habitantes de estas regiones. La Academia de Ciencias de EE.UU. la acredita como uno de los alimentos más completos que existe. Es un pequeño grano parecido al ajonjolí y conocido como “quinua dulce”. Esta denominación se la dieron los botánicos, con la cual designan variedades de quinua que no son tan amargas.

Se ha equiparado en sus bondades con la leche, llegando a asegurarse que su composición de aminoácidos se asemeja a la caseína del producto lácteo; la proteína (15%), supera en valor biológico al trigo (11.5%), a la cebada (10.6%), al arroz (7.4%). Igual ocurre con el calcio, el magnesio y el hierro. Contiene los ácidos: linolénico, linoleico, oleico y poca cantidad de ácidos grasos saturados (0.4-9%). Se le considera alimento yang.

 

Valor nutricional de la Quinua. Es uno de los alimentos que ofrece el más equilibrado balance de aminoácidos para la nutrición: isoleucina, leucina, fenilalanina, lisina, metionina, treonina, triptófano, valina, arginina, histidina (esenciales), tirosina y cistepina. Contiene carbohidratos, Vitamina E, saponina, minerales como manganeso, potasio, fósforo, zinc y otros componentes. Puede sustituir totalmente los alimentos de origen animal. En publicación del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar se encuentra la siguiente composición en una muestra de 10 gramos: proteínas 16.40 gr, calcio 55.00 mg, fósforo 354.00 mg, hierro 8.40 mg, vitamina C 7.00 mg, vitamina B 0.65 mg, B2 0.30 mg, B3 1.70 mg.

La quinua, por su constitución, tiene un alto valor biológico y aventaja a muchos alimentos tradicionales e incluso, los puede reemplazar. Es de fácil digestión, adecuada para el consumidor con exceso de peso o con tendencia a la obesidad; en forma terapéutica, actúa como purificador para padecimientos urinarios, digestivos y alteraciones hepáticas; se emplea para la recuperación de heridas y fracturas; fortalece todo el organismo.

Con quinua se pueden preparar infinidad de platos nativos, con carne, queso y otros acompañantes, se preparan arepas, tortas, coladas, sopas, fideos, dulces, guisos y una variedad de chichas. También se preparan jarabes, mistelas, bebidas y refrescos con sabor a frutas.

AMARANTO

Es una planta comestible de la familia de las amarantáceas. Fue el alimento de los mayas. Se han encontrado amarantáceas cuya edad se ha determinado en 6000 años antes de la era cristiana. Crece esporádicamente en los campos en suelos ácidos, e incluso fuertemente alcalinos.

Es de gran valor biológico. Las hojas y granos minúsculos del amaranto contienen una combinación de vitaminas, minerales y proteínas de una calidad excepcional (4%), lo cual es una cifra sumamente elevada para una verdura (la espinaca tiene el 1,3% de proteínas); además, tiene una alta concentración de lisina, un aminoácido indispensable para el metabolismo humano, que no se encuentra en la mayoría de vegetales. Por su riqueza en aminoácidos esenciales, fue escogido como la comida de los astronautas. Es el cereal del futuro en la dieta humana, así como lo fue para nuestros ancestros.*

Ningún otro alimento vegetal de los que hoy se consume, además de la quinua, tienen una cantidad nutritiva tan alta. Es casi semejante a las carnes, huevos y leche; alcanza un alto nivel de concentración en proteínas. Esto lo constituye en un importante sustento alimenticio del futuro.

A estos factores positivos, se agrega que el amaranto y la quinua, son plantas de ciclo muy corto; además, ambos cultivos son de muy escasos requerimientos de suelo y clima y, en el caso del amaranto, puede ser cultivado desde zonas tropicales hasta cerca de los 4.000 metros de altura, con un alto rendimiento agrícola.

La semilla contiene, en 100 gramos, proteínas (12-19%), carbohidratos (71,8%), calorías (391); calcio, fosforo, potasio, hierro y vitaminas A, B y C (6.100 UI); metionina, lisina y cisteína (aminoácidos azufrados). Además de su notable valor nutritivo y medicinal, es de buen sabor.

La harina de amaranto, a diferencia de la de soya y la de haba, es un recurso excelente para pastelería y panadería; para sopas, postres, tortas, bebidas y guisos; también, en forma de aliño y aromáticas, en diversas preparaciones.

Las flores y hojas de amaranto contienen una sustancia mucilaginosa que ayuda al intestino y combate suavemente la atonía y el estreñimiento. Además de usarse para los trastornos intestinales, se emplea para tratar resfriados, toses catarrales, inflamaciones del nervio ciático y dolores reumáticos. Sirve como astringente, para llagas inflamadas, menstruaciones profusas y lavados febrífugos. Su acción benéfica se desarrolla sobre el hígado y los riñones, fortifica los músculos y los huesos, previene la difteria y se aplica en casos de beriberi, impotencia y enuresis. Es un regenerador neuronal y de la memoria.

Los granos de amaranto y quinua no sólo poseen más proteínas que los cereales, sino que sus respectivas proteínas son de mejor calidad biológica que las contenidas en los cereales y, por consiguiente, su valor nutritivo es superior al de aquellos. El organismo es capaz de aprovechar casi la totalidad de la proteína de amaranto y de la quinua.

COMPARACION DE PROTEINAS Y CALORIAS DE ALGUNOS CEREALES (POR CADA 100 G)
  Proteínas Calorías
Amaranto 13 a 17 % 400
Quinua 14 a 15 % 360
Trigo  10 a 12 % 340
Cebada 9 a 12 % 340
Maíz  9 a 10 % 350
Arroz 7 a 8 % 360

   

 

 

 

 

 

 

  



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner